April 10, 2019

Prácticas de Higiene y Sanidad en la Preparación de Alimentos (Primera Parte)

Si te dedicas profesionalmente en la actividad de Preparación de Alimentos este artículo es para ti y con seguridad te será de utilidad, toma nota:

En la preparación de alimentos es muy importante aplicar buenas prácticas de Higiene y Sanidad, esto es: llevar a cabo todas las actividades necesarias para garantizar que los alimentos no se deterioren o contaminen, evitando enfermedades a los consumidores. Para lo anterior la Secretaría de Salud (SSA), la Secretaría de Turismo (SECTUR) y la Cruzada Nacional para la Calidad y Salud han determinado considerar los siguientes aspectos:

  • Recepción de Materias Primas
  • Almacenamiento
  • Manipulación de Alimentos
  • Areas de Servicio y Comedor
  • Personal
  • Instalaciones Físicas y Sanitarias

En este artículo de nuestro Blog, abordaremos los 2 primeros aspectos:

Recepción de Materias Primas

  • Para la recepción de las materias primas es necesario revisar que se encuentren en buenas condiciones, limpias y sin materia extraña. Los empaques en los que vienen contenidas deben estar sin roturas, y los productos deben estar dentro de la fecha de caducidad o fecha de consumo preferente indicada, cuando esto proceda.
  • Si se trata de productos que requieren refrigeración o congelación (carne, productos lácteos, etc.) se debe verificar que la temperatura sea la adecuada (7°C o menos para refrigerados y -18°C o menos para congelados).
  • Las materias primas deben revisarse para decidir su aceptación o rechazo, entre las características a considerar están su color, olor, sabor, textura, apariencia. Así mismo, debe verificarse la ausencia de evidencias de contacto con fauna nociva: agujeros, rasgaduras, mordeduras, presencia de excretas, así como de insectos y partes de éstos.

Almacenamiento

  • Los productos almacenados deben encontrarse debidamente protegidos contra contaminación o deterioro, para lo cual deben ser colocados en recipientes de material sanitario, cubiertos, identificados y de ser el caso, mantenidos en refrigeración o congelación, revisando periódicamente las temperaturas.
  • No se deben almacenar productos en huacales, cajas de madera, recipientes de mimbre o costales
  • Los alimentos cocidos deben separarse de los crudos, colocando éstos últimos en los compartimentos inferiores de los refrigeradores.
  • Los productos deben colocarse sobre tarimas de 15 cm de altura, evitando el contacto directo con pisos, paredes y techos.
  • Los productos secos deben conservarse en un área cerrada, seca, ventilada y limpia.
  • Es importante que se aplique un control de primeras entradas–primeras salidas, para evitar rezago de productos. Cualquier producto rechazado debe ser marcado, separado del resto de los alimentos y eliminado lo antes posible.
  • Los detergentes, desinfectantes y los productos para control de plagas deben almacenarse en lugares específicos, separados de las áreas de manipulación y almacenamiento de alimentos.

¿Ya estás aplicando algunas o todas estas recomendaciones para garantizar las Buenas Prácticas de Higiene y Sanidad en la Preparación de los Alimentos?

No te pierdas nuestro próximo artículo, hablaremos de los otros aspectos a considerar en el adecuado Manejo de Alimentos.

Fuente: http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/documentos/practicas.html 

Acerca del Autor:
Manejodealimentos.com
Brindamos soluciones de inocuidad alimentaria, para la Implementación del Distintivo H, Manejo Higiénico de Alimentos, Control de Plagas y Auditorías.

www.manejodealimentos.com

garciafraga1@gmail.com